viernes, 26 de mayo de 2017

En estado grave el ciclismo base y amateur de la Com. Valenciana

El ciclismo amateur y de base en la Comunidad Valenciana arrastraba un cáncer hace tiempo y en este año 2017 ha llegado la metástasis. Infinidad de pruebas suspendidas parcial o totalmente, cambios obligados de recorridos y organizadores prometiendo no hacer marchas y carreras nunca más mientras no cambien las coses. Este es el estado del enfermo.

 

Parte médico: carreras suspendidas, organizadores desanimados

En un artículo de febrero ya dábamos fe de los problemas que se estaban dando en las primeras pruebas del calendario:
 
- Volta a la Marina: etapa de Pedreguer aplazada, etapa de Els Poblets suspendida, etapa de Gata de Gorgos suspendida. No se cuenta la etapa de Jávea, suspendida por un temporal metereológico.
- Interclub Vinalopó: etapa de Monóvar cambiado el horario, etapa de San Vicente cambiada la fecha, etapa de Ibi cambiada la fecha. No se cuenta la etapa de Novelda, suspendida también por temporal.
- Marcha cicloturista Valle de las Uvas: la organización decide cancelar la edición del 2017, realizando un comunicado público en el que deja bien claro que las trabas de la DGT han sido un factor determinante en la anulación.

Fuente: Carta a la DGT: ¿Qué tienes contra el ciclismo y el deporte?

Pues bien, la situación no ha hecho sino seguir en la misma línea, con más anulaciones, exigencias de cambios de horarios y recorridos, etc. con el denominador común de organizadores que tienen que hacer verdaderos sacrificios para sacar adelante las pruebas.

Más ejemplos.

  • Marcha cicloturista Ruta de los Castillos de Ayora. Suspendida el mismo día de la prueba, por una alerta de incendio injustificacble, como reconoció la administración días después. Enlace de la noticia.
  • Vuelta Ciclista a Alicante elite/sub23 vs. GP Calpe Costa Blanca. La DGT avisa de que no se podrán realizar las dos pruebas a la vez, y la organización de la Vuelta a Alicante ha de hacer un gran esfuerzo, modificando recorridos y eliminando una etapa de la Vuelta para poder sacar una versión reducida y no tener que eliminarla del calendario. Noticia del diario Información.
  • Marcha cicloturista Sierras de Moratalla. Aunque está fuera de la Comunidad Valenciana, nos queda muy cercana y siempre hay una gran representación del pelotón levantino aqui. Un tramo en obras y la imposibilidad de encontrar una alternativa en el recorrido obligan a la suspensión de la misma. Comunidao oficial, muy diplomático.
  • Marcha cicloturista Alberto Contador. La organización se vio obligada a reducir la distancia del recorrido y fusionar las dos opciones que inicialmente daban a los corredores (larga y corta), debido nuevamente a las restricciones de la DGT, que en esta ocasión no daba soporte más allá de las 14h. de la tarde. Noticia en Ciclo21.
  • Carrera social Pujada a la Llacuna. Una prueba joven pero que trata de consolidarse en el calendario master con una gran organización. Nuevamente la negativa de DGT a permitir dos pruebas el mismo día obliga a la suspensión provisional de la prueba, que asegura hará todo lo posible por encontrar nuevas fechas.

Máximo una prueba por día y provincia

¿Se imaginan ustedes que los cuerpos de seguridad pusieran aforo máximo a las playas en verano? No más de 300 personas por playa, para evitar masificaciones. ¿Se imaginan que pusieran límites a la circulación en plena operación salida? No más de unos pocos miles de vehículos por hora y carretera.

Con el ciclismo no hay que imaginar. En la Comunidad Valenciana este año 2017 tenemos una nueva restricción a la celebración de eventos ciclistas: no más de un evento a la vez por provincia.

Por tanto ya están estableciendo un límite máximo de carreras al año. Algo que va totalmente contra la promoción del ciclismo tanto desde el punto de vista deportivo y de salud pública como desde el punto de vista turístico.

Añadiremos al cóctel las ya conocidas restricciones por fechas, que impiden la celebración de eventos deportivos en las carreteras durante todo el largo verano, además de puentes y fechas señaladas.

Y todo esto no son más que las condiciones iniciales a las que se enfrentan los organizadores. Una vez salvado esto, están a expensas de que DGT, FCCV y Ayuntamientos de paso les den todos los permisos y validaciones para sacar adelante la prueba, notificaciones que nos están avisando de que llegan a recibir pocos días antes de la celebración de la misma.

Menos carreras y las que quedan en circuitos

Ante todo esto, la conclusión es clara. Menos carreras. Y muchas de las que se celebran acaban haciéndolo en circuitos urbanos, donde hay menos requerimientos y es más fácil sacar adelante los permisos. Se acaba sacrificando la seguridad de los ciclistas, pues de todos es sabido que en los circuitos las caídas son mas frecuentes.

Es toda una lástima pues el ciclismo, a nivel nacional, estaba empezando a despegar un poco, al igual que muchas otras actividades, tras la crisis de los últimos años. Y ahora al parecer todo son pegas y trabas.

Ante esta situación se percibe una Federación de Ciclismo regional que no se mueve, y que tendría que estar luchando por los intereses de su deporte y deportistas, y una DGT y administraciones que simplemente están a otras cosas.

La única solución para mejorar la situación tiene que venir por hacer ruido y presionar a las administraciones. El ciclismo es deporte, es salud, y los eventos deportivos atraen turismo a localidades de todo tipo.

O se trabaja mano a mano para promocionar la región más allá del sol y playa o en lo que respecta al ciclismo, esto aguantará mientras aguante la paciencia de organizadores, que a día de hoy lo hacen en su mayoría únicamente por su amor y relación con el ciclismo, pero una sitaución que tal como estña a día de hoy es insostenible a medio y largo plazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario